Caramelo Explosivo: Romance Oscuro entre el Padrastro Mafioso y su Muñeca (Erótica, Romance y Sexo Prohibido nº 1) por Laura Lago

November 14, 2019

Caramelo Explosivo: Romance Oscuro entre el Padrastro Mafioso y su Muñeca (Erótica, Romance y Sexo Prohibido nº 1) por Laura Lago
Titulo del libro : Caramelo Explosivo: Romance Oscuro entre el Padrastro Mafioso y su Muñeca (Erótica, Romance y Sexo Prohibido nº 1)
Fecha de lanzamiento : February 9, 2017
Autor : Laura Lago
Número de páginas : 77

Obtenga el libro de Caramelo Explosivo: Romance Oscuro entre el Padrastro Mafioso y su Muñeca (Erótica, Romance y Sexo Prohibido nº 1) de Laura Lago en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Laura Lago con Caramelo Explosivo: Romance Oscuro entre el Padrastro Mafioso y su Muñeca (Erótica, Romance y Sexo Prohibido nº 1)

Las muñecas también saber golpear…
Autora BestSeller en Erótica y en Política.

Iván:
Aquí estoy, en casa de mi futura esposa. Y ahí está ella, Natalia, la hija de mi prometida. Yo, con mis 42 años, y ella con sus 19. Yo, director de dos empresas, ambas tapaderas para el tráfico de drogas y armas. Mi principal cliente, la mafia rusa. Mi “socia” y prometida, Victoria, una empresaria de éxito que necesita más contactos, más redes y más poder, aunque sea buceando en aguas sucias. Y ella, Natalia, una manzana prohibida en mitad del edén. La tentación. La perdición.

No amo a mi futura esposa. Ella no me ama a mí. Pero es “bueno para el negocio”. Lo que es malo para el negocio es Natalia. Veo como me mira. A mí, a mis tatuajes, a mi actitud, a mi mirada de deseo contenido. Y sin embargo, podría arruinarlo todo, por no hablar de cómo soy yo.

Arruinaría a la pobre chiquilla en horas. Yo trabajo duro, juego sucio y f*llo como la bestia que soy. Una princesita de 19 años estaría para el arrastre antes del tercer orgasmo. Pero soy lo peor de lo peor, al fin y al cabo. Si no me importa vender armas a los rusos, o drogas a los suburbios, ¿porqué iba a contenerme ahora?

Natalia:
Iván debe creer que soy profundamente g*lipollas. O quizás que estoy hecha de marfil y cristal. Pero yo sé muy bien lo que hay. Cuando toda tu vida has estudiado con “la élite”, con la gente de “caché” que puede pagar una educación privada, ves de todo; críos con relojes que valen un ojo de la cara, chavales con el ojo de la cara morado, drogas, amenazas, abusos y toda clase de barbaridades. A más dinero, más veneno parecen echar en el desayuno.

A mis 19 años le he partido la cara al ex-novio de mi mejor amiga, he sido amenazada de muerte más veces de las que me gustaría, y soy profesional de aikido a nivel nacional. Mi vida consiste en lavarme la cara para ignorar que el mundo es un lugar oscuro, donde los pobres se quejan de que no tienen dinero y los ricos han vendido su moral por un fajo de billetes.

O quizás simplemente me he criado en un ambiente turbio, con un padre entre rejas por nunca sabré qué, y una madre que juega a caminar por la cuerda floja, creyéndose mejor que los demás porque paga impuestos y cumple con las leyes — aunque los salarios de mierda, la competencia desleal, y la difamación encubierta son perfectamente legales —.

Pero ahí está él, Iván. Un hombre de los que ya no quedan. Un monstruo con un ápice de conciencia en los ojos. Un animal que se araña a si mismo al verme, como si yo fuese el último clavo ardiendo para aferrarse a su humanidad.

Prohibido tocar.
Prohibido hablar.
Prohibido arañar.
Prohibido f*llar.
Me sé las normas.
Simplemente vivo en un mundo donde las reglas se doblan como si fuesen papel.

Advertencia: Novela romántica, erótica, oscura y no apta para muñequitas.